Blog

renta-2017

Errores Comunes al presentar la Renta 2016

ERRORES COMUNES AL PRESENTAR LA RENTA 2016

Cuando tramitamos nuestra renta, es muy aconsejable partir de los datos fiscales disponibles que tiene la Agencia Tributaria ya que es una información que recibe de terceros, como por ejemplo:

 

  • de la empresa para la que el contribuyente ha trabajado durante el año, y por obligación legal comunica la información de los ingresos y retenciones percibidos por el empleado y también de las cuotas a la seguridad social pagadas.
  • de los bancos, recibe los intereses que han producido las cuentas bancarias, los dividendos, los planes de pensiones y las hipotecas.
  • También recibe información de ventas de Fondos de Inversión sujetos a retención.
  • del Catastro, recibe información de los inmuebles del contribuyente.
  • de organismos públicos recibe información sobre las ayudas y subvenciones recibidas.

 

Asimismo, todo lo referente a posibles beneficios fiscales a los que tenga derecho el contribuyente, como por ejemplo las deducciones, es necesario informarlo, ya que no son, por lo general, datos que aparezcan directamente en la información fiscal de que dispone hacienda, y por lo tanto, en el borrador que la Agencia tributaria tramita de forma gratuita. Es el caso de la deducción por gastos educativos, la deducción por gastos de alquiler, o la deducción por ascendientes.

 

En este sentido, hay una deducción que representa una excepción, en el sentido de que si viene incorporada en la información de que dispone Hacienda, en los datos fiscales, y es la referente a los datos de un posible préstamo hipotecario, deducción por adquisición de la vivienda habitual y que el contribuyente tendrá que comprobar si cumple todas las condiciones de la Ley de IRPF para determinar si es deducible.

 

Y ¿cuáles son los posibles errores que se pueden presentar a la hora de tramitar y presentar nuestra declaración de la renta 2016?

 

Una fuente de errores muy común, son las posibles diferencias entre los datos que aparecen en la información fiscal de que dispone la Agencia tributaria, con respecto a los certificados y documentos que de las mismas rentas dispone el contribuyente.

 

Si sólo hemos tenido en cuenta la información fiscal que tiene hacienda, como es la información proporcionada por terceros, como lo hemos visto en este post, puede que haya diferencias con respecto a los datos correctos de rentas y retenciones del contribuyente.

 

Pongamos el ejemplo de un autónomo obligado a practicar retención en sus facturas. A veces, no coincide el importe total de las retenciones del año fiscal que ha practicado el autónomo en sus facturas, con lo que el obligado a retener, que en este caso sería la empresa cliente del autónomo, ha comunicado a Hacienda, y que es la información que aparece en los datos fiscales suministrada por la Agencia Tributaria.

 

Otro ejemplo sería el caso de un empleado despedido, y en cuya liquidación y finiquito, proporcionado por la empresa, aparecen unos datos de rentas y retenciones, y sin embargo, estos datos no coinciden con los que aquella informó a Hacienda, y que son los que aparecen, como ya se ha comentado en la información fiscal.

 

Pues bien, ¿cómo procedemos si ha habido un error en la inclusión de estos datos a la hora de presentar la renta 2016?

 

Si los errores u omisiones padecidos en declaraciones ya presentadas han motivado un ingreso inferior o una devolución superior a la procedente o correcta, deben regularizarse mediante la presentación de una declaración complementaria a la originariamente presentada. Si por el contrario, la corrección de error, supone mayor cantidad a devolver o menor a pagar, favorable al contribuyente, habría que presentar un escrito informando a Hacienda el error cometido.

Crear comentario