Blog

ahorro_gastos_autonomos

Gastos Deducibles en el caso de Autonomos

Es recurrente que en la actividad económica de muchos autónomos, cuando se produce una comprobación por parte de la Agencia Tributaria, terminen no siendo deducibles parte de los gastos imputados a la actividad, como comidas, combustibles, peajes, parking, etc. Esto a veces, es debido a un problema de inapropiado asesoramiento contable al autónomo.

 

Desde nuestra asesoría contable en Madrid, CEESA, informamos a todos nuestros clientes autónomos, los posibles casos concretos de deducibilidad de gastos, que puedan afectar en sus respectivas actividades. Hemos observado, de forma reiterada, cuando nos llegan clientes desde otras asesorías fiscales, que no han sido suficientemente informados y asesorados sobre dichos gastos.

 

Vamos a intentar aclarar algunos conceptos. Para un autónomo en el Régimen de Estimación Directa, establece el artículo número 28 de Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) que “El rendimiento neto de las actividades económicas se determinará según las normas del Impuesto sobre Sociedades, sin perjuicio de las reglas especiales contenidas en este artículo, en el artículo 30 de esta Ley para la estimación directa, y en el artículo 31 de esta Ley para la estimación objetiva”.

 

Por su parte la Ley del Impuesto de Sociedades establece que, “en el método de estimación directa, la base imponible se calculará, corrigiendo, mediante la aplicación de los preceptos establecidos en esta Ley, el resultado contable determinado de acuerdo con las normas previstas en el Código de Comercio, en las demás leyes relativas a dicha determinación y en las disposiciones que se dicten en desarrollo de las citadas normas”.

 

En la práctica esto significa, que el rendimiento neto del autónomo se calculará según los gastos e ingresos admitidos a efectos del Impuesto de Sociedades, y según las normas contables establecidas en el Código de Comercio, pero además añadiendo una serie de gastos que no son deducibles según la propia normativa del IRPF.

 

En particular, también desde CEESA asesoramos de forma específica, los gastos de comidas del propio autónomo o bien comidas con clientes que pueden ser deducibles. Además de cumplir los requisitos legales y reglamentarios, como disponer de la correspondiente factura, y que estén contabilizados en los Libros Registro de la Actividad, deberán cumplir el principio de correlación de ingresos y gastos. Es decir, que ese gasto de comida ha sido necesario para el desarrollo de la actividad, y está correlacionado con algún ingreso. Si este hecho no se demuestra con cualquier medio de prueba generalmente admitido en Derecho, al final la Agencia Tributaria, si lo detecta en cualquier procedimiento de comprobación posterior, no admitirá este gasto como deducible, de tal modo que tras generarse el correspondiente procedimiento de Trámite de Audiencia y Propuesta de Liquidación Provisional, si no justificamos convenientemente el gasto, se generará una Liquidación paralela definitiva, que obligará al autónomo a devolver el dinero correspondiente a Hacienda, por los gastos no deducibles imputados en la declaración, más el pago de una sanción y el recargo e intereses de demora según el caso.

 

Con respecto a gastos de transportes y combustibles de un vehículo propiedad del autónomo, tanto la Ley de IRPF como el Reglamento 439/2007 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), establece una serie de distinciones en lo que respecta al patrimonio del contribuyente afecto a la actividad económica y el destinado a las necesidades particulares, lo que conlleva en la práctica poner también límites a estos gastos.

 

El artículo número 22 del Reglamento del IRPF, establece los elementos patrimoniales afectos a una actividad, estableciendo que “En ningún caso tendrán la consideración de elementos afectos a una actividad económica los destinados al uso particular del titular de la actividad, como los de esparcimiento y recreo”. Además añade el artículo en su punto número 2. “Sólo se considerarán elementos patrimoniales afectos a una actividad económica aquellos que el contribuyente utilice para los fines de la misma”, y “No se entenderán afectados: Aquéllos que se utilicen simultáneamente para actividades económicas y para necesidades privadas, salvo que la utilización para estas últimas sea accesoria y notoriamente irrelevante”. Para el caso de vehículos automóviles en ningún caso serán susceptibles de afectación parcial, ya que la Ley los considera elementos patrimoniales indivisibles, salvo en los siguientes vehículos:

 

a) Los vehículos mixtos destinados al transporte de mercancías.
b) Los destinados a la prestación de servicios de transporte de viajeros mediante contraprestación.
c) Los destinados a la prestación de servicios de enseñanza de conductores o pilotos mediante contraprestación.
d) Los destinados a los desplazamientos profesionales de los representantes o agentes comerciales.
e) Los destinados a ser objeto de cesión de uso con habitualidad y onerosidad.

 

Por lo tanto, el gasto de combustible de un vehículo que utilice el autónomo, tampoco sería deducible a efectos de IRPF, salvo en los casos anteriormente explicados.

  • Hosting

    En este articulo nos centramos en analizar los gastos fiscalmente deducibles para aquellos autonomos que tributais en el regimen de estimacion directa, tanto en su modalidad normal como en la simplificada, que es la mas habitual.

  • Hebergeur

    Buenos dias, tengo una duda sobre el IVA deducible. Este trimestre no he tenido actividad en cuanto a facturacion, pero si unos gastos. A la hora de hacer la declaracion puedo incluir estos gastos para deducirlos o no al no tener actividad. Gracias

Crear comentario