Blog

Calculator and pen indicating work/study

LAS OPERACIONES VINCULADAS. COMO AFECTAN A LAS PYMES.

Informar de las operaciones vinculadas en el Impuesto de Sociedades está siendo desde los últimos años, una de las tareas más controvertidas, para las Pymes, a la hora de elaborar y presentar la autoliquidación.

 

También las pequeñas empresas tienen que cumplir con las nuevas obligaciones de documentación e información. Desde CEESA te ayudamos y aconsejamos para la realización de las obligaciones fiscales.

 

Pero vamos a empezar por el principio, definiendo qué es una Operación Vinculada.

 

Según el artículo 16 del Texto refundido de la Ley del Impuesto de Sociedades, 4/2004, una operación vinculada es cualquier que se realice, entre las siguientes personas o entidades:

 

  • Una entidad y sus socios o partícipes.
  • Una entidad y sus consejeros o administradores.
  • Una entidad y los cónyuges o personas unidas por relaciones de parentesco, en línea directa o colateral, por consanguinidad o afinidad hasta el tercer grado de los socios o partícipes, consejeros o administradores.
  • Dos entidades que pertenezcan a un grupo.
  • Una entidad y los socios o partícipes de otra entidad, cuando ambas entidades pertenezcan a un grupo.
  • Una entidad y los consejeros o administradores de otra entidad, cuando ambas entidades pertenezcan a un grupo.
  • Una entidad y los cónyuges o personas unidas por relaciones de parentesco, en línea directa o colateral, por consanguinidad o afinidad hasta el tercer grado de los socios o partícipes de otra entidad cuando ambas sociedades pertenezcan a un grupo.
  • Una entidad y otra entidad participada por la primera indirectamente en, al menos, el 25% del capital social o de los fondos propios.
  • Dos entidades en las cuales los mismos socios partícipes o sus cónyuges, o personas unidas por relaciones de parentesco, en línea directa o colateral, por consanguinidad o afinidad hasta el tercer grado, participen, directa o indirectamente, en, al menos el 25% del capital social o de los fondos propios.
  • Una entidad residente en territorio español y sus establecimientos permanentes en el extranjero.
  • Una entidad no residente en territorio español y sus establecimientos permanentes en el mencionado territorio.
  • Dos entidades que formen parte de un grupo que tribute en el régimen de los grupos de sociedades cooperativas

Para entenderlo, mejor, una operación vinculada, por ejemplo sería que un socio de una sociedad prestara dinero a su empresa, o que la empresa prestara dinero a uno de sus administradores.

 

¿Y qué implica para una empresa realizar una operación vinculada?

 

Cualquier empresa, Pyme, tienen que aportar documentación, de que las operaciones que se entiendan vinculadas, las ha valorado y declarado, a efectos fiscales, según precios de mercado. Esta medida, pretende evitar que mediante la utilización de operaciones vinculadas, las empresas paguen menos impuestos, modificando las bases imponibles, informadas en el impuesto de sociedades.

 

En este sentido, y que también afecta a este tipo de operaciones es importante que definamos Qué son los precios de transferencia?

 

Es el precio que se fija en una operación vinculada. Y el problema viene que muchas operaciones que realizan las empresas, a veces son muy complicadas de valorar a precios de mercado, como por ejemplo las operaciones intragrupo, en la que una empresa localizada en un país, vende el producto final, mediante comisión, pero no lo compra, y quién realmente compra el producto, y se lo deja en consignación, es otra empresa del grupo, ubicada en un país diferente, y por lo tanto, muchas veces con una tributación menor. La empresa que entrega el producto, no paga un precio por la compra, sino que pasa una factura de prestación de servicios a la empresa matriz o proveedora, por los servicios prestados, como por ejemplo almacenaje, y administrativos, y es la propia empresa matriz, la que cobra y factura el producto al cliente final.

 

Siguiendo con la problemática de las operaciones vinculadas, otra cuestión es: ¿Cuáles son las nuevas obligaciones para las empresas?

 

Hay dos tipos de obligaciones: la obligación de documentar las operaciones vinculadas y la de declararlas en el impuesto sobre sociedades. Las empresas deben guardar toda la documentación que sirva para probar que han fijado un precio de mercado en un operación vinculada.

 

Las empresas más pequeñas, tienen un régimen más flexible, ya que están exentas de documentar las operaciones vinculadas cuando éstas no superen en conjunto los 100.000 euros, o si se han realizado con la misma persona o entidad, no supera los 250.000 euros.

 

Crear comentario