Blog

administrador de fincas en Madrid

Cómo se tramitarán las bajas médicas a partir de diciembre

Las bajas médicas se regularán de forma diferente a partir del próximo 1 de diciembre, así lo establece una nueva normativa, que ha sido publicada en el BOE el pasado mes de junio. Todos los trabajadores afectados por una incapacidad temporal deberán regirse por este nuevo reglamento. Como asesoría para autónomos en Madrid te contamos todo lo que necesitas saber sobre esta nueva regulación laboral.

 

La principal novedad de esta medida es que el médico deberá introducir la duración estimada de la incapacidad temporal en el parte inicial de baja. Desde CEESA te contamos que a partir de diciembre las bajas médicas se clasificarán de la siguiente manera:

 

  • Muy corta: menos de 5 días naturales.
  • Corta: entre 5 y 30 días naturales.
  • Media: entre 31 y 61 días naturales.
  • Larga: superior a los 61 días naturales.

 

Para que los médicos puedan calcular cuál será la duración de la baja contarán con unas tablas modelo, que les permitirá establecer un período medio de recuperación. En función de la patología o problema concreto que presente el paciente, se determinará el tiempo que permanecerá convaleciente. Los profesionales sanitarios podrán realizar el cálculo atendiendo a una serie de estadísticas y datos que han sido recogidos y valorados durante los últimos años. Obviamente, el tiempo dependerá de la evolución de cada trabajador, por lo que el período marcado puede verse modificado ante la recuperación o empeoramiento del paciente.

 

En el caso de las bajas muy cortas, el empleado no tendrá que acudir a su centro sanitario para solicitar el alta. El propio médico emitirá el parte de baja y de alta simultáneamente. Es decir, al establecer el tiempo de recuperación necesario para el doliente, ya puede aportar el documento de alta en el mismo momento en el que crea el parte de baja.

 

En el caso de que la baja se prolongue más de cinco días, en el parte de baja se señalará la fecha para la revisión. En el caso de bajas cortas o medias, se establecerá un período de 7 días para volver a consulta. Si la baja es larga, la revisión se producirá 14 días después de la emisión de la baja.

 

La normativa establece que los empleados tendrán un período máximo de tres días para entregar los partes de alta y baja a la empresa. Por su parte, las empresas deberán remitir inmediatamente toda la documentación al INSS, cuando uno de sus trabajadores se encuentre en situación de incapacidad temporal. Podrá hacerlo de forma telemática a través de la Sede Electrónica de la Seguridad Social.

Crear comentario